Etiqueta
nutricional

La calidad nutricional de los alimentos viene declarada en la tabla de información nutricional. En España, se indica siempre por 100g y en ocasiones por ración, pero dado que lo que siempre encontraremos será la información x 100g, debe ser ésta la que aprendamos a interpretar.

La tabla especifica el valor nutricional del alimento incluyendo información de valor energético (kcal y kJ), así como cantidad de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Como reglas principales, debemos comprobar y comparar cuando tengamos que elegir entre varias opciones:

Cantidad de grasas:
Mejor que tenga menos y sobre todo, que tenga menos grasas saturadas

Cantidad de hidratos de carbono:
Cuantos más haya mejor, pero % de azúcares, cuanto menos haya mejor.

Cantidad de azúcares:
Cuántos menos, mejor.

Fibra alimentaria:
Cuanta más, mejor.

Proteínas:
Siempre son buenas, cuanta más, mejor.

Cantidad de sal:
Cuanta menos, mejor.

Además, la lectura de la lista de ingredientes nos da también información importante: aparecen todos los componentes del alimento, en orden decreciente, es decir, el primero es el ingrediente mayoritario o principal y el último el que está en menos cantidad. No solo nos da idea de cantidad, sino también el origen de cada ingrediente.

Debemos buscar alimentos en los que se indique aceite vegetal (oliva, girasol, soja…) y que no contengan aceite o grasa de palma.

Desde diciembre de 2014 es obligatorio especificar el tipo de aceite así como todos ingredientes que pueden causar alergias alimentarias.

Diferencia entre
aceites y grasas

Todos nuestros productos están elaborados con aceite de oliva y/o girasol, aceite de alto valor nutricional. No empleamos grasas vegetales ni grasas animales. No utilizamos aceite de palma.

Desde un punto de vista nutricional el aceite vegetal, la grasa vegetal y la grasa animal se consideran grasas. No obstante en la legislación alimentaria se establece una clasificación donde se diferencian claramente:

Aceites
vegetales

Aceite de oliva y aceite de semillas oleoginosas (soja, girasol, algodón, maíz, colza, cártamo, cacahuete…).

Grasas
vegetales

Manteca de coco, aceite/grasa de palma y derivados, margarina…

Grasas
animales

Preparados grasos, mantequilla, manteca de cerdo, otras grasas animales…

Los aceites y grasas vegetales se diferencian físicamente por su estado a temperatura ambiente. Los aceites son totalmente líquidos mientras que las grasas son sólidas.

No obstante sea cual sea su estado físico, la composición nutricional de las grasas vegetales vs los aceites vegetales se diferencia por su contenido en ácidos grasos y en particular en los ácidos grasos saturados. Las grasas vegetales contienen un alto contenido de grasas saturadas, las llamadas "grasas malas".


En Grefusa sólo empleamos aceite de oliva y/o girasol en la elaboración de nuestros productos. No empleamos grasas vegetales ni grasas animales. No utilizamos aceite de palma.

¿Podemos
ayudarte?
Vaya, parece que tu navegador no está actualizado.

Haz click aquí para actualizarlo o si lo prefieres, entra a través de Firefox o Chrome y disfruta de nuestra página web Actualizar ahora

×

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies